Inclusión desde las industrias productivas del futuro: el caso del piñón

(Gestión 23-11-2011).- El Gobierno Regional de San Martín viene trabajando decididamente desde hace varios años en la promoción de la competitividad de sus empresas, incluyendo el apoyo a la producción de cultivos inclusivos, rentables, ambientalmente sostenibles y con perspectivas a convertirse en industrias del futuro.

Y para potenciar estos procesos de mayor acceso al mercado e incremento de la productividad del aparato productivo de la región, hace pocos días sostuvimos un importante encuentro entre el Gobierno Regional de San Martín y el Ministerio de la Producción, en el cual firmamos un convenio con el compromiso de fortalecer la competitividad de las mypes.

Ello ha sido sumamente grato para nosotros como ministerio, porque ha mostrado a una región convicción de desarrollo productivo y condiciones institucionales y de política pública idóneas para las actividades piloto de la Agencia de la Competitividad que se implementará como solución operativa del sector público para la articulación e impacto efectivo de los servicios empresariales de apoyo para la competitividad de las unidades productivas.

La región San Martín viene trabajando en la producción de diversos cultivos importantes como el cacao, el café, la acuicultura, los cuales han mostrado aumentos interesantes en su productividad en los últimos años. Entre ellos también se encuentra la producción del piñón blanco, un cultivo del que poco se ha escuchado pero que promete ser una alternativa rentable y ambientalmente sostenible para los pequeños productores.

El piñón es una planta tropical que no necesita mucha agua y que produce frutos con un alto contenido de aceite, que a escala puede ser fuente para la producción industrial de aceite vegetal y biocombustible. Se estima que su rentabilidad es sumamente alta, especialmente en comparación con cultivos tradicionales como el maíz, el arroz y otros. Esto presenta oportunidades reales de mejoras en ingresos y de inclusión productiva y competitiva en una región con cerca de 25,000 mypes, donde casi el 50% se dedica al comercio al por menor y de baja rentabilidad. Por otra parte, además de proveer el insumo de aceite vegetal natural para la producción de biodiesel, los sembríos del piñón se asientan en tierras degradadas y deforestadas por la agricultura migratoria que deteriora la Amazonía.

Desde el 2007 el Gobierno Regional de San Martín viene apoyando un proyecto piloto para el cultivo del piñón que empezó con 100 hectáreas deforestadas en la provincia de Picota en manos de productores organizados. Se ha promovido la investigación del cultivo y de cadenas productivas inclusivas como alternativa productiva para los pequeños productores. Hoy en día, existen más de 600 hectáreas de plantaciones comerciales de piñón.

En ese sentido, este cultivo promete mejores ingresos para los agricultores y el desarrollo de una industria que nos muestra el rol fundamental que cumple el Estado para potenciar la competitividad, la inclusión económica y la sostenibilidad ambiental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s