Avances y nuevos retos

Image

(Gestión 15-02-2011). Hace poco, el Banco Central publicó las estadísticas del comercio exterior al 2011 y por supuesto que el valor alcanzado US$ 46,268 millones es destacable, pero creo que lo peor que podríamos hacer con un escenario económico externo aun incierto  es tener miradas autocomplacientes sobre nuestra inserción en los mercados internacionales, creo que más bien hay nuevos retos. Señalare algunos.

Más exportaciones tienen un efecto incremental sobre la demanda y así multiplicadamente  sobre el PBI no cabe duda, el caso es como maximizarlo y esto se vincula a la estructura de  estas.  Nominalmente las exportaciones aumentaron en 30% y en término de volúmenes en 8.5% entre el 2010 y 2011, aunque su composición se mantuvo casi igual: Las tradicionales (de menor valor agregado) en  77.8 y 77.5% respectivamente y las no tradicionales (de mayor valor añadido) estancadas en 22.2 y 22.5% respectivamente. Incluso si vemos la descomposición de las exportaciones sectoriales por sector, resulta que las mineras predominan en las tradicionales, explicando un 78.5 y 76.3%, siguiéndole en importancia petróleo y gas con 11.1 y 13.1% respectivamente. Es decir  casi un inmutable  90% de las exportaciones tradicionales se sustentan en sectores poco intensivos en el uso de mano de obra y con relativamente débiles  encadenamientos productivos (hacia atrás) con bajo valor añadido comparativamente respecto a otros sectores como la industria. Con esta evidencia, sólo aquellos con una  patológica carga emocional  liberal siguen insistiendo en el libre juego de  las fuerzas de mercado como asignadoras de recursos. Contrariamente, creo que las políticas públicas son indispensables para lograr una estructura  productiva objetivo en el marco de una permanente promoción de incremento a la competitividad, porque sólo así se podrá entrar a nuevos mercados.

Otro aspecto por desbrozar  del total de nuestras exportaciones tradicionales (US$ 35,387), que de lejos definen la magnitud  total de nuestras exportaciones (US$ 46,268), es la fuerte dependencia de determinados mercados. En el caso del los EE.UU el 18.7 y el 18.5% de nuestras exportaciones tradicionales van allá, mientras que en el caso de las no tradicionales la composición está entre 23.1 y 25.4% entre el 2010 y 2011 respectivamente.  Creo que, deberíamos buscar una mayor diversificación de mercados de nuestras exportaciones; mas aun cuando hoy, la economía norteamericana crece lentamente, con una revisada  tasa de crecimiento a la baja de 3.2 a 2.7%, incluso el año pasado habría crecido sólo en 1.7%, estos números son bastante más pequeños que  la magnitud necesaria  para absorber sustancialmente el  desempleo estancado en 8.3%, y hasta que no baje sustancialmente esta última tasa, no se podrá recuperar sustantivamente el consumo y la demanda en este país, no estando exentos de incertezas estos pronósticos, mas aun ahora cuando los problemas en la zona euro siguen con una Grecia con adversa efervescencia social por las medidas fiscales exigidas para acceder al nuevo paquete de ayuda así como revisiones a la baja en las calificaciones a varios países.

Entonces  establecer una agenda mínima de acciones para diversificar nuestros productos de exportación así como los mercados de destino, emularía a una sana práctica en finanzas, cual es  de diversificar el riesgo, que en lenguaje simple nos dice que no debemos poner los huevos en pocas canastas.

Anuncios

Un comentario sobre “Avances y nuevos retos

  1. Totalmente de acuerdo con la necesidad imperiosa de diversificar nuestras exportaciones y sus destinos, dando preferencia al aumento de las no tradicionales. Como he señalado en comentarios a apuntes anteriores, es necesario añadir exportaciones de origen minero procesando las tierras minerales -especialmente metálicas- para la producción nacional de metales y otros elementos refinados para eventualmente incluir la fabricación de sus productos derivados de alto valor en el Perú. Este objetivo de desarrollo requiere una estrategia o política de Estado que demande a las empresas nacionales y extranjeras en minería en el Perú inversiones paralelas en procesos industriales locales de transformación del producto de sus inversiones extractivas, para la producción de metales refinados y aleaciones de alto valor, y eventualmente la producción de productos metálicos valiosos. De otro lado, no llego a visualizar cómo un aumento de 8.5% en nuestras exportaciones en términos de volumen entre el 2010 y el 2011 se condice con las cifras correspondientes provistas para el crecimiento de las exportaciones tradicionales y no tradicionales en el mismo período, por lo cual agradecería una aclaración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s