Ni oráculo infalible ni cenicero de moto

 

(Gestión 25-04-2012).- A  veces los estudios y alcances de las evaluaciones que hacemos los economistas generan dos miradas marcadamente contrapuestas. Por un lado, algunos extremadamente ven a la economía como un infalible oráculo de Delphos, intentando conocer el futuro per se muy cambiante :¿Cuál será el tipo de cambio a fin de año? ¿Qué pasará con los índices bursátiles?¿Cuál será el precio del oro?¿Seguirán los precios altos en el sector inmobiliario? etc; son algunas de las preguntas mas comunes. En el otro extremo están aquellos que ven a los análisis hechos por los economistas como poco entendibles, demasiados abstractos y poco utilizables en términos prácticos. Ni lo uno ni lo otro. Ni los economistas somos predictores infalibles del futuro, ni las evaluaciones son tan útiles como ceniceros de moto. Miremos más de cerca estos aspectos ..

Independientemente que muchas veces los pronósticos que se hacen en economía asumen la condición “ceteris paribus” expresión que significa que dadas determinadas condiciones se podría preveer determinados efectos a continuación; por lo tanto si cambian las condiciones supuestas obviamente los resultados previsibles también, de allí que para nada los economistas podríamos ser pronosticadores infalibles del futuro más aun cuando lo que está  bajo el microscopio de la economía son relaciones entre agentes que al interactuar pueden perfectamente modificar previsiblemente su comportamiento, muy al margen que cambios en la normatividad formal e informal puede a su vez complejizar más la interaccion antes mencionada, así  que debe de tomarse con la cautela respectiva las predicciones en economía a pesar incluso de la sofisticación matemática con que a veces se formaliza los contextos.

Ahora bien en el otro extremo, tenemos a los escépticos de la utilidad de los análisis económicos. Debo de señalar que  la economía como ciencia social si es útil en términos prácticos para la toma de decisiones por parte de personas, empresas y Estados.  La principal herramienta de análisis de los economistas son los modelos que al final son representaciones simplificadas (abstracciones) de la realidad  donde se deja de lado lo accesorio y se formalizan las relaciones fundamentales que definen el contexto por analizar, relaciones que contienen las variables que no son más que los conceptos económicos numéricamente expresados. Sobre la base de esta descripción, los modelos que usamos los economistas deben de ser evaluados por su capacidad explicativa y no por  el realismo de sus supuestos; es decir los modelos pueden ser ridculas sobresimplificaciones de la realidad y sin embargo ser tremendamente útiles.

La capacidad explicativa  y prospectiva de los análisis económicos se podría evidenciar en este breve relato (cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia); Cuando un país X cuyo Poder Ejecutivo presento  hace poco una propuesta para expropiar una parte importante del paquete accionario de una empresa extranjera que participaba en la explotación de un recurso natural, toma como elemento de base en la justificación de la medida, la poca inversión hecha y la falta de un importante avance en la cobertura del mercado interno, un elemento económico explicativo de ello, reside en una fijación anterior a la firma de precios inferiores al de equilibrio, por  ello el resultado esperado era el que la empresa no ofertara la cantidad de producto que los consumidores demandaban, así como magnitudes de inversión insatisfactorias, tal como efectivamente ocurrió en la práctica.  Y como es difícil distinguir para el común de la gente del país X, quien tienen la responsabilidad de lo que esta pasando y sobretodo de la causa que originó el desabastecimiento, por ello es probable que los costos sean pagados en el tiempo, aunque algunos costos son mas inmediatos como por ejemplo al aumentar la percepción de riesgo en este país dada la decisión adoptada, la teoría pronosticaría  un aumento de la prima de riesgo por incumplimiento de obligaciones de deuda (Credit Swap Debt), tal cual como efectivamente sucedió.

En suma la ciencia económica no es infalible pero bajo determinados supuestos la capacidad explicativa y predictora  de los modelos usados por esta para desarrollar sus evaluaciones es evidente, quizás esto último hace que sea una disciplina particularmente interesante y de mucha vigencia en el mundo actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s