Teoría y compras por el Día de la Madre

(Gestión 09-05-2011).- En mi artículo  del 25 de abril “ Economía: Ni Oráculo Infalible ni Cenicero de Moto” señalaba que la teoría económica puede ser útil para ayudarnos a entender los contextos en que personas, empresas y Estados toman decisiones, pero como lo señalé en aquella oportunidad, esta no es infalible, dándonos toda  la parafernalia comercial alrededor del día de la madre, una excelente oportunidad de exhibir algunas de estas limitaciones. Veamos un par de situaciones.

Menos es mejor. Según la teoría económica una persona estará siempre mejor cuantas más opciones tenga a su disposición. Por ejemplo, si en la heladería hay helado de vainilla,fresa,chocolate y coco; quizás con estos sabores usted se podría sentir contento, pero si la lista de sabores se amplía a sabores como frutilla,mango,maracuyá,menta, crema de leche y naranja, su elección no va a empeorar. Tener más para elegir, te haría más feliz. Esta es la base de la teoría para señalar que para maximizar el bienestar de las personas se debe maximizar la libertad individual, no solo por su valor per se, sino que al tomar decisiones personales  nos acercamos a lo que realmente nos hace más felices.  El caso es que no siempre la disposición de más opciones puede generar más satisfacción, sino veamos los dilemas que surgen con motivo de las compras por el día de la madre.  Me ha pasado, cuando he tenido que buscar algún regalo apropiado para mi mama (al margen que no soy muy asiduo concurrente a tiendas) me demoro bastante en elegir entre diversas opciones y si me equivoco en la elección los cargos de conciencia son enormes. No es exagerado: Piense en la cantidad de marcas y fragancias de perfumes,carteras,zapatos,accesorios femeninos (por si acaso no tiene sentido obsequiar artefactos de cocina o lavandería, porque eso es regalarle herramientas más modernas para que siga trabajando, así que regalo no es).  En un interesante libro de Barry Schwartz   Paradox of Choice,New York, Harper 2004 este psicólogo plantea que la mayor disponibilidad de opciones podría generarnos más insatisfacción. ¿Nunca le paso que yendo a comprar el regalo a mama y después de mirar la multiplicidad de posibilidades regresó sin comprar nada? Pero la parálisis no es el único efecto indeseado del exceso de opciones. Habiendo tantas, la que elija deberá cumplir con sus expectativas, y ante cualquier imperfección buscara otra opción en un proceso de dificultad creciente, y su satisfacción estará en función de las alternativas que está dejando de lado,  siendo alguna de las que dejó mejor en algún aspecto a la que eligió. Y un detalle más; Si hay una sola opción, y  si esta no le satisface es culpa del producto, pero si ha elegido entre decenas de opciones la culpa es suya por haber elegido mal.

Valoraciones diferenciadas. Bueno eligió el regalo que suponía le gustaría a mama, pero tal coincidencia no tiene por qué darse; es el caso de los regalos no deseados.  Si gastó 300 soles en algo que su mami no deseaba, digamos que ella a ese regalo le da un valor de 100, se han perdido 200 soles. Quizás ambos estuvieran mejor si a su mama usted le hubiera dado 200 soles,  así usted  ahorraba 100 y su mama habría recibido un valor mayor al regalo original. Opciones frente al despilfarro: Una posibilidad son las famosas gift cards, el tema es que muchas veces existe la opción, previo descuento de monetizar esta tarjeta y terminamos en lo mismo,  otra opción es el regalo en efectivo, pero para que esto funcione la única posibilidad es que su mami sea lo suficientemente comprensiva  respecto a su falta de tiempo para buscarle algo,(la coartada perfecta se da cuando vives fuera), claro hay otras opciones, por ejemplo regalar en nombre de ella, algo para personas en necesidad o finalmente consultar a tu padre o hermanas que sería lo más aparente y así reducir el margen de error; resultando que tener algo mas, trae también mas dilemas y preocupaciones, por lo cual no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita (o sea más conforme esta con lo que tiene y con las decisiones adoptadas), con lo cual la teoría que plantea que maximizar la utilidad sujeta a la restricción presupuestal, como explicativa de la actitud de los individuos, puede y de hecho debe ser tomada con las atingencias debidas. A lo mejor decirle un te quiero madre, además de evitarnos todos estos periplos, resulta ser la mejor manera de obsequiar a quien nos dio la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s