Baila con tu pañuelo

Imagen1

La aplicación del aislamiento social que ya va por 51 días, ha estado asociado a la ruptura de la cadena de pagos, en distintos sectores, a pesar de las ayudas fiscales que podrían llegar a costar el 12% del producto bruto interno (PBI).

Pero como los recursos fiscales no son infinitos, el Gobierno decidió que los trabajadores, con sus propios recursos, cubran sus necesidades de liquidez. En esta opción se inscribe, la reciente ley promulgada por el Congreso de la República que permite retirar el 25% de la cuenta de capitalización de los fondos de AFP con un tope de S/ 12,900 (equivalente a tres UIT). Varios han señalado que de aplicarse esta, originará una adversa afectación financiera y económica al país. ¿Es cierto ello? Veamos.

Para comenzar, estamos viendo un tema que aplica directamente con datos a marzo de ésta a 7’521,916 afiliados de las AFP, con un fondo previsional de S/ 152,000 millones- este monto no captura aún la parte sustancial de la pérdida de valor del fondo en el exterior, por el adverso efecto económico de la pandemia covid-19- a nivel global.

A marzo, el mencionado monto invertido en activos financieros locales representa un 55.4%, o sea S/ 84,208 millones, y el restante 44.6%, es decir, S/ 67,792 millones, en el exterior. Si calculamos la demanda de efectivo implicada por el retiro de fondos, a lo máximo llegaríamos a S/ 27,000 millones requeridos, por lo cual es perfectamente financiable, este requerimiento, vendiendo parte de la posición de activos invertidos en el exterior (S/ 67,792 millones). Si las AFP intencionalmente quisieran afectar al Estado, obtendrían parte del efectivo producto de la venta de inversiones en bonos soberanos peruanos. La secuencia es simple: mayor oferta, precios a la baja e intereses al alza.

¿Y por qué las afiliados apenas pueden retirar sus fondos de las AFP? (¿Clientes satisfechos?). En primer lugar, por la poca confianza respecto a estas, junto a asimétricas reglas que las favorecen. Y, segundo, dada la coyuntura por el covid-19, buscan cautelar la mayor cantidad de sus ahorro bajo control personal.

Cabe referir que la mencionada desconfianza hacia las AFP, estas se las ganaron a pulso en el tiempo, ya que a pesar de evidentes inequidades por resolver, sus planteamiento buscan maximizar sus beneficios: pensión mínima garantizada por el Estado, facilidades para más aportes voluntarios, etcétera. Todas en favor exclusivo de las AFP.

Finalmente, si de algo sirve este bizarro e inédito evento como la pandemia covid-19, es observar primero: que para resolver parte de la iliquidez el trabajador estará usando su propia plata, a través de un mayor acceso a sus fondos previsionales y, además, ante falta de argumentos, las propias AFP- y algunos opinólogos- tratan de meter miedo… Infructuosamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s