SEPARANDO LA PAJA DEL GRANO

En estos últimos días los paros al interior del país y bloqueo de carreteras, dispararon los precios de alimentos y combustibles y recién allí se entra en cuenta oficialmente que la inflación es un serio problema,  incluso antes, la inflación ya presentaba desde julio del 2020 una tendencia creciente: 6.82% anualizada a marzo (más del doble del límite de 3% referido por el BCRP) generando incluso dificultades en definición de estrategia de precios. Uno de los factores explicativos de esta, es el sucesivo aumento en el precio de insumos importados requeridos por la industria alimentaria como el trigo, maíz, soya. En el caso del precio del trigo tan sólo en la semana pasada se incrementó 4,6 por ciento y 33.8% en lo que va del año, en medio de una sostenida tendencia alcista iniciada a mediados del 2020 llegando a un máximo histórico en los últimos 3 años de US$/ton. 483.  Según el BCRP, refiere la ocurrencia de sequías en los campos de cultivo de trigo de invierno en Norteamérica, reducción de la oferta en Ucrania y aumento de impuestos a la exportación de trigo de Rusia. Exploremos más de cerca lo que ocurre en los mercados de commodities, insumos de la industria alimentarias y sus efectos diferenciados entre países dada la importancia de estos sobre la inflación.

Hoy en los mercados globales de granos, se define una más aleatoria e incrementada demanda, ejerciendo el cambio climático una afectación adversa sobre las cosechas. Cabe señalar que los precios internacionales de cereales ya habían subido en el 2021 en razón de la elevación de las temperaturas en Canadá, inundaciones en Alemania y sequias en el sur de Brasil.

Desde el plano financiero, fondos de equity de envergadura como Blackrock invierten en el negocio del maíz, azúcar, soja por ejemplo en el nordeste brasilero, en medio de la liberalización del sector agroindustrial, promoviendo flujos de entrada de capital financiero. Así fondos de inversión agroindustriales (fiagros), facilitan inversiones en la agroindustria, posibilitando que las haciendas de soja y ganado se conviertan en activos de inversión internacional.

Visto macroeconómicamente en la región, la necesidad de mayores ingresos resultantes de exportaciones de commodities y de inversiones de multinacionales es heterogénea.  Por ejemplo, estos serán más requeridos en países como Brasil, dada la prevista desaceleración de la economía brasileña, cuyo crecimiento del PBI pasaría del 4,6% al 0,3% entre el 2021 y el 2022, según el FMI. En adición,  la urgencia de más divisas e inversiones es mayor, dado el encarecimiento de la deuda brasileña (equivalente al 80% del PBI), en un contexto que se complica en dicho país, considerando que el banco central brasilero al igual que muchos bancos centrales en el mundo, ha venido subiendo su tasa de interés para la enfrentar la inflación, considerando que la generalizada alza de precios, post pandemia Covid -19, responde a una incrementada demanda inducida por la política macroeconómica  -para salir de la recesión- frente a una oferta que crece a menor velocidad. Alternativamente, en otros países como Argentina, otro importante productor de granos, los mayores ingresos de capitales son fundamentales para manejar una crítica situación de su deuda pública y poder tener un mejor relacionamiento con el FMI para el tratamiento de esta.

No obstante, un boom de precios de materias primas no beneficia a todos. Por ejemplo, en el caso de los metales, países exportadores de estos como Perú y Chile son claramente favorecidos, en tanto como importadores de commodities que son insumos en la producción de alimentos nos afecta adversamente, pero para países como Brasil, Argentina o Uruguay se benefician al ser exportadores de dichos insumos. Lo descrito se da en medio de extendidas políticas monetarias contractivas, para enfrentar crecientes tasas de aumentos de precios, afectando negativamente la recuperación de la actividad económica al encarecerse el crédito. En suma, siendo la inflación creciente un problema real en curso y siendo la subida de los precios de insumos usados en la producción de alimentos como el trigo, maíz, soya entre otros un factor explicativo importante de esta, es necesario entender con más detalle lo que viene ocurriendo en los mercados de estos commodities y sus perspectivas futuras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s