Desregulación ¿Atrae inversión?

kb07

¿Cuánto más desregulemos  los mercados, más inversión captaremos?   Visto como frase general, y pensando más en trámites administrativos traslapados y con poca o nula justificación; no pocos estarían de acuerdo en automático con la frase referida.  Inclusive  desde un plano institucional  y  en la perspectiva especifica de eliminación de trámites.   Un ejemplo de ello, es que esta  minimización de trámites, es  el insumo básico para la elaboración  de  un ranking de competitividad anual  por parte del brazo financiero de un conocido organismo multilateral; e incluso este mismo criterio es asumido de manera  similar, por parte de una importante revista de análisis económico local. ¿En verdad es así? Cuanta menos regulación haya, es siempre  mejor? Profundicemos un poquito el análisis sobre este asunto.

Con una FED que elevaría  más veces y magnitudes su tasa de interés , ello previsiblemente afectará negativamente  los flujos de capitales  especulativos, dirigidos a economías emergentes como la nuestra, pero a la vez estas últimas, se mantendrían como plazas interesantes para la  Inversión Extranjera Directa, (IED) ,en tanto algunos señalan que los países desarrollados, tienden a sobre regular los mercados, en cambio nosotros los emergentes, no presentamos ese problema; por lo cual para algunos ,la desregulación definida en términos absolutos, terminaría  siendo  funcional para  la competitividad e inversión.

Si circunscribimos el concepto de desregulación como simplificación de procesos administrativos, ello si sería claramente  funcional a la dinámica de la  inversión y de la  competitividad;  Pero si alternativamente  se impone alguna indispensable acción regulatoria estatal, la relación directa entre desregulación, inversión y competitividad cambia.  A manera de ejemplo, uno de los temas  referidos por la   UNCTAD , es la  tendencia a la sobrerregulación  en países desarrollados,  como es el caso de la implementación de normatividad ex ante, que evalúe y regule Fusiones y Adquisiciones.

En los hechos las firmas se fusionan o compran entre sí, ´ para lograr economías de escala  y/o de alcance,  eliminar competidores e incluso a veces para  evadir acciones  de control; Eje. Para que  exista un cartel de precios se necesita 2 o más empresas diferentes; es de esta manera que pudrían   constituirse  mercados más concentrados, en perjuicio de los consumidores.

Y  en  la práctica, ¿cómo se limitan las Fusiones o adquisiciones?  Por ejemplo en el caso de los EEUU, si producto de la Fusión/o adquisición,  el  indicador de concentración  de mercado como es  el Índice de Herfindahl Hirshman,  pasa determinados límites, la operación no se efectiviza, siendo la tarea para la firma evaluada, reducir sus niveles de concentración del mercado resultantes en el que opera. Y es de esta forma en que se limita posibilidad de acentuar una  mayor concentración en los mercados, concentración que por lo general,  restringe la competencia en ellos.

Planteado en la forma de una  suerte de dilema, tenemos por un lado, la legítima  búsqueda de economías de escala y/o de alcance, resultado de Fusiones y Adquisiciones de las firmas  o de buscar estar fuera del alcance de INDECOPI también. El punto es saber, si  todo ello sería  razón  suficiente para  justificar  la existencia de  mercados menos competitivos, con un originado mayor riesgo de abuso de posición de dominio, lesivo al interés de los consumidores:  Al final la   desregulación actual  ex ante  sobre Fusiones y Adquisiciones,  nos hace más competitivos y/o riesgosos  ¿Vale  la pena?

Anuncios

Vulnerables economía e institucionalidad

11578F71-EF54-4DE7-9BEB-62120784A52F

Los factores de vulnerabilidad de nuestra economía son bastante conocidos: Dependencia de precios de commodities, recaudación tributación  que depende de una minoría de contribuyentes, débil capacidad administrativa de gobiernos subnacionales, lo que limita  la ejecución de la inversión pública entre otras. A ello se  agrega hoy uncreciente debilitamiento  y prácticas  corruptas en varis de nuestras instituciones: Congreso, Consejo Nacional de la Magistratura, Poder Judicial, gobiernos locales, Policía, Partidos políticos etc. Esta letal combinación de vulnerabilidades económicas más una ampliada corrupción y  debilitamiento  institucional, resulta siendo un pesado lastre para poder progresar, dejando de ser un país de ingresos medios, incluso de empeorarse más la caracterización  antes descrita, ello nos podría retornar al estadío previo cuál es, el  de un país  de bajos ingresos en vías de desarrollo. Tratare sobre estos temas a continuación:

El Perú de hoy  podría ser caracterizado por una serie de debilidades estructurales por el lado económico referidas en el párrafo anterior, agregándose ahora una creciente debilidad, y poca predictibilidad institucional, marcada  adicionalmente por prácticas corruptas. Lo descrito afecta adversamente nuestra competitividad, determinada esta como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país.Considérese además que la productividad, es un factor clave en la determinación del nivel de prosperidad que puede alcanzar una economía, en tanto una mayor productividad conduce al crecimiento y niveles de ingresos mayores.

Muy al margen de conocer en cómodas cuotas diarias, audios que denotan claras situaciones de corrupción, y de debilidad institucional de nuestro país, este deterioro institucional, ya se evidenciaba en distintas mediciones  internacionales. En el ranking de competitividad  2017-18, hecho por el Institute  for Management Development (IMD), un pilar fundamental como es  el de Eficiencia del Gobierno; entendido  como el grado en que las políticas del gobierno conducen a mayores niveles de competitividad, continuó un sostenido proceso de deterioro, pasando el Perú del puesto 43 (2017) al 47(2018), en una muestra de 63 países.    Alternativamente,en el ranking del World Economic Forum (WEF) en el  pilar  Instituciones, seguimos descendiendo, pasando del puesto 106 al 116 entre el 2017 y el 2018, en una muestra de 137 países.  

¿Por qué son importantes las instituciones? En principio fueron en principio creadas para  que a través de una predecible senda de accionar, generen  orden y  de esta forma aminorar la incertidumbre en la interrelación de distintos actores en una sociedad, lo cual en forma conjunta con las restricciones usuales de la economía,definen el conjunto de elección y por consiguiente definen los costos de transacción y de producción y, de esta manera, la rentabilidad y factibilidad necesarias para llevar adelante la actividad económica.

Es claro que si como ahora, hay problemas en el funcionamiento institucional en nuestro país, ello afectará claramente la performance económica, incluso así la economía logre acelerarse, puesto que la falta de predictibilidad resultante, originará más certidumbre y de esta forma, un mayor riesgo  de tomar decisiones eficientes por parte de los agentes económicos, es de esta manera que el cuadro del país resultante, se asemeja a uno donde desconfiados agentes económicos, tal como jugando a la gallinita ciega, toman  decisiones, con importantes costos por ineficiencia. ¿Nos cruzamos de brazos frente a lo que se viene?

 

Reactivación: ¿debut y despedida?

Captura de pantalla 2018-06-25 a la(s) 11.04.09

Kurt Burneo

Buenas nuevas. La economía peruana creció 7.81% en abril; así entre  enero-abril  de este año creció en 4,40% y durante los últimos doce meses, creció  3,31%; no obstante el índice desestacionalizado de la producción nacional de abril 2018, creció 1,81%.  Por cierto, el crecimiento estuvo por encima de las expectativas de indicadores adelantados -entre 6% y 7%-; además  es  la tasa de crecimiento más alta  desde  abril del 2013, cuando el PBI aumentó  8.7%.    La pregunta es ¿Cuál es la propuesta de política macroeconómica, para que finalmente se acelere sostenidamente el crecimiento del PBI, y no estemos frente a un efímero fogonazo?

Mirando al interior de la tasa de crecimiento del PBI en abril, más de la mitad (4.44%) del crecimiento en dicho mes respondió a la participación de sectores como manufactura  (2.45%),  comercio (0.56%), construcción (0.55%), transporte (0.45%), finanzas y seguros (0.45%). Lo común a estos sectores no primarios, es ser  intensivos en mano de obra, con efectos directos sobre el empleo y la economía urbana ,generándose un circulo virtuoso, pues salarios y el empleo que se demanda,   definen la masa salarial que vía el consumo privado propulsa la demanda interna y el PBI en el corto plazo.     En los meses siguientes ¿Se repetirá no sólo esta alta tasa sino también su  estructura basada en sectores no primarios. Como los reportados en abril,  casi en  automático sin necesidad de hacer nada?  Cabe mencionar también, que la alta tasa de 7.81% abril, se explica   también por un efecto estadístico, al tener  como base  comparativa la variación del PBI   en abril 2017 ,0.4%, justificándose   esta tasa baja, a partir de las primeras  consecuencias del fenómeno del Niño costero. Adicionalmente la tasa alta de abril 2018 respondería también, por la existencia de dos días laborables adicionales por los feriados de semana santa.

El reto es sostener en el tiempo, la aceleración del crecimiento, y estará asociada a la gestión macroeconómica, definida por las política fiscal y monetaria, esto en c0ntraposición con el señalamiento de algunas autoridades económicas, que señalan que seguiremos creciendo sin hacer nada, y  claro le faltó decir como en el antiguo vals Parlamanias: las corvinas sobre las olas nadaran fritas con su limón. Esto último me hace recordar al Ministro de Economía, que en el 2011 le prendía velitas a China para que esta no se desacelere. Al final gastó por las puras sus velitas, porque China terminó desacelerándose, sin que el MEF hubiese tomado indispensables  medidas macro prudenciales, como debía haberlo hecho: Las velitas se terminan y el boom de precios de metales también.

La reciente proyección del MEF en abril era 3.8%. Y estando en  revisión las proyecciones hacia fines de agosto. Dado que en dicho mes debe presentarse el Macro Macroeconómico Multianual 2019-2021, junto con  los proyectos de ley de presupuesto, equilibrio y endeudamiento- extraoficialmente se estaría proyectando crecer entre  3.8% y  4%-. El caso es que el límite de crecimiento anual  sin presiones inflacionarias importantes, viene condicionado por el producto de pleno empleo o producto potencial, el cual a su vez depende del stock capital físico y humano y por productividad laboral.  Como la inversión privada hasta hace poco venía en caída libre y sumada a la destrucción de capacidad productiva como efecto del Niño costero, se redujo  el producto potencial o de pleno empleo de 6 al 4%.   Frente a lo descrito, ¿Cuál es la propuesta de política macroeconómica? ¿O como en el 2011, sólo se volverán a prender velitas?

.

.

 

FUSIONES, ADQUISICIONES ¿SABEMOS LO QUE VA A PASAR?

kb01

Un conocido Banco de inversión local, refiere la expectativa de incrementos de Fusiones y Adquisiciones (F&A) de empresas para este año, en tanto  que la actividad  de F&A se redujo en el 2017 respecto 2016. Más allá del mayor dinamismo de estas operaciones, resulta útil mirar los posibles efectos económicos resultantes de estos “deals” más allá de los montos pagados y comisiones cobradas. ¿Estas formas de integración no llevan a concentrar más los mercados y esto ser reñido a la libre competencia? Porque no implementar evaluaciones ex ante que estimen si el resultado de F&A conllevan  a efectivas restricciones a la libre competencia? Miremos estos asuntos  de interés general.

En el 2017, hubo cerca de 69 transacciones públicas, por USD 4,001 millones, incluyendo sólo aquellas donde Perú es el principal país domiciliado; con volúmenes de transacciones menores en  37% respecto al año anterior, habiéndose realizado transacciones por US$ 6,319 millones en el 2016.    De las 69 operaciones registradas en el 2017, 46 se asocian  a capitales extranjeros con targets peruanos, por USD 3,348 millones; 5 fueron firmas con capitales peruanos comprando  empresas extranjeras, alcanzando USD 23 millones; y 18 fueron operaciones internas por USD 541 millones.  Las operaciones del  2017, darían indicios que la actividad se habría mantenido concentrada en deals de tamaño medio a bajo -valor promedio por operación de 73.1 a 59 millones.

Entre las transacciones más identificadas del periodo por tamaño, destacaron las sucedidas los sectores de Energía, Financiero  y Manufactura, como la venta de la planta hidroeléctrica Chaglla (aún pendiente de cerrar) por un valor cercano a USD 1,390 millones; la venta del negocio Latinoamericano de Inkia Energy por USD 1177 millones; y la adquisición de acciones de Volcan Compañía Minera S.A. por Glencore Plc por un valor de USD 732.4 millones.  En el sector Financiero, destaca  la adquisición de Seguros Sura e Hipotecaria Sura por USD 268 millones, mientras que en el sector manufactura,  destaca la venta de Talsa SA por USD 378.2 millones.  Si probablemente para el grueso de lectores les sea difícil identificar estas firmas y los mercados en los que operan,  podríamos mencionar que  In retail (Inkafarma) compro Quicorp (Mifarma, Fasa y BTL) por US$ 583Mlls, Grupo Romero (Primax) a cadena grifos Pecsa por us$ 272 Mlls.   Estas operaciones conllevan sin duda a mercados más concentrados, -medibles sea por el Índice de Herfindahl Hirshman (IHH) o  por la concentración de las 4 primeras empresas-los cuales podrían dificultar la libre competencia en perjuicio de los consumidores.

Es verdad que las F&A al incrementar la magnitud  de operaciones, permiten la ocurrencia de economías de escala y así costos  medios menores, pero por otro al reducir el número de ofertantes en el mercado, ello hace menos plausible la ocurrencia de la libre competencia. A manera de  ejemplo, una reducción  de costos de insumos como el de  la leche en polvo, en una concentrada  industria de lácteos local, con un índice de Herfindahl Hirshman de 4,761 (IHH> 1,800 implica concentración) sea trasladado al precio final.  Cabe anotar también que la facilidad para realizar F&A sin control previo alguno, dificulta la acción fiscalizadora del Indecopi,  en tanto este ex post investiga la existencia de cárteles por ejemplo, pero por definición, estas investigaciones  se hacen entre empresas distintas, posibilidad cancelada cuando se da ya sea una integración vertical u horizontal.

Finalmente contra lo que se piensa, la existencia de una legislación ex ante para evaluar, si las F&A pueden por la concentración resultante afectar adversamente la libre competencia, más bien promueve la inversión, en tanto los inversores al entrar a un sector, tendrán la confianza que cualquier F&A que podría afectarlo adversamente, debe pasar primero por una evaluación previa que determine su efectivización total o parcial.  Mas F&A ; 0 ¿No importa la concentración resultante?

 

Finanzas públicas vs crecimiento

kb06

No sólo la aritmética fiscal cuenta. A pesar de algunas públicas enmendaduras de plana,  parece que en la solicitud de  delegación de facultades del Poder Ejecutivo se consideran  modificaciones al impuesto a la renta cuando menos en el caso de personas naturales, buscando  principalmente aumentar la recaudación por el IGV (producto del incentivo a las personas, de reducir la base imponible de renta, deduciéndose  sin límite todos los gastos con comprobante electrónico).  Como una posible afectación adversa sobre la Renta para personas naturales  podría afectar   reducir el ingreso disponible y así  al consumo privado futuro; por  ello debe de  tenerse mucha precaución en los cambios a desarrollar,  más aún ahora, en tanto estarían  apareciendo  algunos brotes verdes, que indiciarían una recuperación de la velocidad de crecimiento del PBI ocurrida en marzo y probablemente  en abril también. El objetivo  debiera ser, no anular la incipiente recuperación de la dinámica del crecimiento, en tanto con una serie de anuncios parciales e inconexos, se afectan expectativas, al existir más riesgos derivados de los diversos anuncios sueltos por nuestras autoridades, en el caso del impuesto a la renta  , planteándose  cambios en tramo de inafectación, deducción de gastos etc. Independientemente que hace más sentido gravar renta neta y no bruta; el punto que esta buena intención, introduce más inestabilidad en las reglas de juego tributaria, con lo cual se generarán  conductas   más conservadoras de los consumidores dado el probable corte de ingreso disponible por venir.

El PBI en marzo anualizado creció 3.9% a la vez que los indicadores adelantados de abril  de la actividad económica, muestran un  dinamismo mayor, incluso al estimado por nuestras autoridades económicas: Producción de electricidad creció anualizadamente  6%, frente a  3.5% en marzo, consumo interno de cemento creció 8.7%, frente al 3.9% de marzo. La clave para sostener esta mayor crecimiento en los siguientes meses (y ya sin la distorsión generada por  una baja base  de referencia del PBI, como es el caso de comparar contra marzo y abril 2017) reside principalmente en la demanda interna: A propósito ¿La inversión pública aumentará en 17.5% este año? ¿El crecimiento se sustentará en los sectores no primarios (intensivos mano de obra) y no en los sectores primarios,  como viene ocurriendo desde el 2015 hasta marzo de este año?

Por otra parte, de las modificaciones anunciadas en cómodas cuotas episódicas, en cuanto al impuesto a la renta,  se plantearía  reducir, el tramo inafecto para personas naturales  (hoy, siete UITs, más un posible adicional de tres UITs);  así como ampliar también  las deducciones del IR a todo tipo de gastos, siempre y cuando estos estén sustentados con comprobantes de pago electrónicos. Esta propuesta evidencia  que la puntería esta puesta para reducir la evasión del IGV -3.5% del PBI-, aunque también de pasada, se favorecerían con la ampliación de las  deducciones,  los estratos socioeconómico altos,  usualmente ligados al mundo formal, en tanto los estratos socioeconómicos bajos regularmente interactúan con segmentos económicos informales; por ello, ¿Aceptarán estos pagar precios mayores -en segmentos de mercado formales-por sus compras regulares y así poder reducir su ingreso neto para fines impositivos, o simplemente pasarían a ser informales?

Otro hecho poco relevado, es que a partir de los cambios tributarios propuestos, se genera una mayor  volatilidad de tasas y reglas tributarias, lo que origina más incertidumbre en firmas, inversora y consumidora. En suma La afectación del IR así sea para que de carambola inducidamente mejore la recaudación del IGV, podría  afectar adversamente  las posibilidades de recuperación de la velocidad de crecimiento del PBI, evidenciados en los  meses de marzo y abril. Las finanzas importan pero la economía también.

¿Parches tributarios?

kb05

Un reto actual d la política  macroeconómica  es tener bajo control el déficit fiscal y a la vez recuperar la velocidad del crecimiento económico; en tal sentido las decisiones de política en materia tributaria  y de gasto, no integradas en una estrategia explicita, si no presentada s dispersamente – como iniciativas “parche”-  son particularmente relevantes; por sus  efectos adversos  sobre  expectativas de  consumidores, inversores y empresarios.; y de allí sobre la actividad económica.

El déficit proyectado para este año es de 3.5% del PBI, el cuál  hoy responde más a una caída de los ingresos fiscales más  que a incrementos en el gasto; en tal sentido por el lado de este último se emite el DU 005-2018 que recorta  la genérica bienes y servicios por S/ 969.2 millones. En  cuanto a ingresos fiscales, hay  una diversidad de iniciativas en evaluación: Desde implementar un Impuesto Selectivo al Consumo de bebidas azucaradas, pasando por incrementos en ISC para combustibles, licores y autos, revisión  de  la inafectación por 7 UITs para definirla  base de cálculo  para definir el  impuesto a la renta para  personas naturales, revisión de las deducciones adicionales en el caso de renta por gasto en alquileres, servicios médicos etc.

Si miramos con  más detalle la propuesta de política fiscal  implícita en los distintos anuncios  del MEF y la PCM, tanto por el lado de los ingresos y el gasto, estas se presentan sin estar integrados en términos de una estrategia explícita., sin  metas financieras, económicas y de eficiencia.   Incluso toda  esta dispersión  de cambios en tasas y tiempos de vigencia de regímenes, reducción beneficios tributarios, cortes de gasto inconexamente anunciados, pueden deteriorar expectativas de crecimiento futuro, para comenzar, porque  subir tasas impositivas combinado con menos gasto, claramente tienen un efecto contractivo sobre la demanda. Interna.

Si la mirada del MEF sobre el tema fiscal es solo financiera y no económica, pensando en políticas de parche para  reducir el déficit, es decir esta práctica de hacer la cuenta del día y nada  más, deja sin cambio falencias estructurales de nuestra recaudación como por ejemplo el nivel del incumplimiento tributario -36% en el IGV y  56% en Impuesto a la Renta-, hacen  que estructuralmente  las magnitudes futuras del déficit  sean mayores, al desaparecer el efecto de medidas inconexas y de corto plazo,  en otras palabras la no adopción de  acciones que corrijan factores estructurales que reducen la  recaudación como los antes descritos,, implicará seguir incubándose varias  debilidades  fiscales, para luego ponerse en evidencia además  previsibles  reducciones en la cantidad de agentes  que declaran y pagan y que no eluden obligaciones con el fisco.    Cabe mencionar que esto último se sujeta también  al  grado de conformidad de los contribuyentes por la cantidad y calidad de los servicios proveídos por el Estado y por supuesto al grado de simplificación en procesos para  cumplir obligaciones  tributarias. Al final, los parches  no duran mucho  y los tributarios menos.

No todo tiempo pasado fue mejor

kb04
En un contexto donde la presión tributaria sostenidamente ha venido reduciéndose, y hoy no alcanza ni al 13%, del PBI, siendo esta caída, hoy  el principal factor explicativo del déficit fiscal actual -que llegaría al 3.5%; cobra prioridad el desarrollo de una estrategia que busque elevar los  ingresos fiscales sin afectar sustantivamente las actuales tasas impositivas. Y  es así que esta comprometida situación, nos debería llevar por ejemplo, no sólo a ,replantear los beneficios tributarios en general y las exoneraciones tributarias en particular, sino  también a replicar  opciones alternativas exitosas, basadas en mecanismos  diferenciados como el desarrollado desde el 2005, en el  caso de la Región San Martin..

En general el contar con una baja presión tributaria, además de ser el resultado del importante nivel de informalidad en el país, así como de los  altos niveles de  elusión y evasión tributaria, se explica también la baja recaudación, por  la existencia de  más de 200 beneficios tributarios, los cuales reducen según Sunat , para este año la recaudación en S/16.498 millones, esto es un  2,2% del PBI.  Visto sectorialmente el 37.9% de estos beneficios, corresponden a los otorgados en conjunto a la Amazonia,, recuperación anticipada del IGV, Drawback , exoneración impuesto a renta organizaciones sin fines de lucro etc.  A esto se suma un  26.6% de estos beneficios dirigidos  al sector agropecuario, un 12.5% a la intermediación financiera y un 11.7% al sector educación. Alternativamente si miramos por tipo  de beneficio tributario, el 48.7% de estos se explica específicamente por  exoneraciones tributarias, esto es  S/8.034 millones.

Para elevar la recaudación, se cuenta con varios frentes para actuar: Desde lograr reducir el grado de informalidad de nuestra economía, lograr acelerar la tasa de crecimiento del PBI, revisar la actual estructura impositiva y por supuesto mejorar la eficiencia tributaria esto es la relación entre la tasa impositiva y la recaudación efectiva, que por ejemplo en el caso del IGV  es de un reducido 43%; y justamente mejorar la eficiencia tributaria pasa por revisar los beneficios tributarios en general y en particular las exoneraciones tributarias: La pregunta fundamental es: ¿Cumplieron los objetivos para los que fueron creados?

En el caso específico de los beneficios otorgados a la Amazonia, ¿dinamizaron sustantivamente  la actividad económica de la región? Comparativamente con la región San Martin, donde por ley 28575 en el año 2005,  se eliminó el derecho al reintegro tributario del Impuesto General a las Ventas a los comerciantes de la Región de la Selva, se eliminó el crédito fiscal especial del Impuesto General a las Ventas y se eliminó la exoneración del Impuesto General a las Ventas por la importación de bienes, comprometiéndose el gobierno nacional  a transferir al Gobierno Regional de San Martín al menos S/ 45 millones al año, a valor constante. Valor que  se actualiza usando el deflactor del PBI, principalmente, para proyectos de inversión prioritarios de la región, por otro lado, siendo  los saldos destinados a un fideicomiso,. es claro  que  en el interin de  la guerra, esta   implica muertos y heridos principalmente en función de los Resultados. Si uno mira comparativamente la evolución del PBI de las regiones de selva y San Martin, es evidente que esta última  ve acelerada su tasa de crecimiento luego  de la implementación del cambio antes descrito; incluso dada esta mayor velocidad del crecimiento, este dinamismo económico en San Martin  implica un PBI per encima de los US$ 4,000 cápita

En suma, con independencia de las actuales urgencias fiscales replicar experiencias exitosas como la de la región San Martín, debe ser considerada como parte de la estrategia gubernamental en busca de aumentar la presión tributaria, y esto no sólo es  un asunto financiero, es económico también.