Sobre las colas

image

En economía se plantean distintas formas de racionamiento u ordenamiento de los mercados. La más conocida probablemente sea usando los precios, pero también hay otras como las colas. En los últimos días estas fueron noticia en el medio local, en razón de la ocurrencia de un par de eventos, pero con reacciones notoriamente distintas del público y de efectos resultantes también.

La cola de molestos. Desde hace varias semanas, la Municipalidad de Lima inicio un programa de reordenamiento de transporte público del eje que va desde la Av. Tacna hasta el distrito de Miraflores, el ahora ya famoso “Corredor azul”. En las primeras semanas hubieron algunos problemas de implementación eficiente de este plan: Señalización de paraderos, disponibilidad de buses, orientación de usuarios y por supuesto algún grado de desorden provocado principalmente por estos últimos a la hora de abordar los buses; siendo la gratuidad del pasaje en esta etapa de prueba, lo que explica en parte la sobredemanda por el servicio brindado en esta ruta reordenada. Conforme fueron pasando las semanas el acceso a los buses azules de la ruta mejoro, con una mejor identificación de los paraderos, no obstante colas ordenadas siempre son objeto de refunfuño por la gente. Esto respondería principalmente a 2 hechos: A diferencia del anterior servicio de transporte brindado por distintas empresas de transporte en la ruta, con unidades pequeñas que paraban en cada esquina, el brindado por los buses azules tiene paraderos preestablecidos cada 3 cuadras en promedio, lo que obliga a que el usuario tenga que caminar trechos que antes no hacia; y por otro lado, el individualizadamente percibido costo de oportunidad, en razón del tiempo de espera (a pesar de haberse reducido sustantivamente) es un asunto relevante, dado que estos usuarios usan la ruta para dirigirse a sus trabajos o centros de estudios.

Opino que el enfado sería menor, si fuese más publicitado el que en otros lugares, lo usual son paraderos establecidos cada cierto número de cuadras, siendo la racionalidad de ello es que (con este indispensable reordenamiento) al reducirse el número de paradas de los buses, la menor congestión vehicular reduce el número de horas hombre perdidas, no solo para los usuarios mismos de estos buses sino cual externalidad positiva para el resto de ciudadanos que se movilizan por la ruta en otros vehículos.

La cola de contentos. Hace pocos días comenzó a operar una conocida tienda de venta al por menor especializada en artículos para adolescentes. El día de la apertura desde primeras horas de la mañana se formaron inmensas colas de jóvenes principalmente mujeres que con mucha emoción estuvieron esperando que dicha tienda abriese sus puertas. Si bien este aglomeramiento respondió en parte al ofrecimiento de obsequio de una tarjeta de compra por 70 soles para los primeros 300 concurrentes, también es resultado del efecto generado sobre las expectativas de los adolescentes por la publicidad lanzada por la tienda, que dicho sea de paso en EEUU, no se caracteriza precisamente por vender artículos exclusivos y caros, sino de carácter masivo y estandarizado a precios relativos menores respecto a otras tiendas retail en segmento juvenil. El caso es que a diferencia del anterior, estas inmensas colas, mostraban mucho entusiasmo por sus conformantes; Por qué? Por un lado, por el menor costo de oportunidad del tiempo para estos adolescentes exultantes de interés (para muchos la alternativa dejada de lado fue dejar de dormir algunas horas más el último sábado) y por otro, porque la expectativa (novelería diría mi mama) es por una sola vez. Pero además, a diferencia del caso anterior, estas larguísimas colas generaron externalidades negativas sobre transeúntes y tráfico vehicular alrededor del centro comercial donde se ubica el establecimiento. En suma, 2 colas, pero con distintos efectos sobre sus conformantes y distintas externalidades generadas también.

Anuncios

Un comentario sobre “Sobre las colas

  1. No entiendo lo que quiere ecplicar, solo manifiesta un acontecimiento, que todos ya sabemos, deberian proponer propuestas de solucion, claras y precisas.Asi no hacemos nada Sr. Burneo, lo que Ud. Dice todos lo sabemos, referente a las colas. El tema esta, en que no se propone soluciones, si bien es cierto, se aplica un plan con muchas deficiencias, no se planifica sus interconexiones, dejando de aprovechar lo que se esta retirando. Se deberian integrar gradualmente los dos servicios e ir retirando y/o reemplazando paulatinamente estas unidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s